LUNCHEXPERTEN.COM Library

Art History

Download E-books El esclavo de Velázquez PDF

La historia del esclavo retratado por el pintor de reyes

Se fabula en esta novela los angeles historia del morisco Juan Abonabó Pareja, Juan de Pareja para los cristianos, quien nació ya esclavo porque su padre prefirió perder l. a. libertad a afrontar los riesgos y peligros de los angeles expulsión a principios del siglo XVII.

El amo de su padre solía acogerlo en su palacio porque le agradaba su compañía, y allí trataba de darle instrucción leyéndole libros religiosos y, sobre todo, introduciéndolo en l. a. que period su gran pasión, los angeles pintura que llenaba los corredores y galerías de su residencia.

Siendo Juan ya adolescente, su amo decidió cederle el chico al joven pintor sevillano Diego de Silva y Velázquez, que marchaba a Madrid para hacer carrera en l. a. Corte.

Primero esclavo de casa y después en el taller, Juan pasó prácticamente el resto de su vida al servicio de los angeles familia Velázquez. Incluso acompañó al maestro en su segundo viaje a Italia, donde fue retratado por él.

Sin embargo, cuando su amo don Diego le ordenó que posara para su pincel, Juan fue presa de un gran desasosiego: ¿por qué iba a retratar a un esclavo quien period pintor de l. a. monarquía más poderosa de l. a. tierra? Una razón desvelada finalmente como metáfora del destino de Juan: ser alguien para siempre.

Reseña:
«Se lee con gran deleite, y es además un libro muy instructivo. l. a. evocación de l. a. vida cotidiana en el palacio y fuera de él consigue resucitar brillantemente el espíritu de los angeles época».
Jonathan Brown

Show description

Read or Download El esclavo de Velázquez PDF

Similar Art History books

Criticizing Art: Understanding the Contemporary

Criticizing artwork: figuring out the modern takes readers contained in the global of up to date artwork and indicates them how one can imagine, write, and discuss artwork. all through, the foundations of paintings feedback are provided and utilized to modern sorts of American paintings giving scholars of paintings and artwork background a superior framework for severely contemplating modern paintings via describing, studying, comparing, and theorizing.

A Survival Guide for Art History Students

Designed to steer newbies in the course of the frequently disorienting event of taking a primary artwork background category, this booklet addresses all aspectsof that overall adventure. KEY issues particular bankruptcy issues conceal note-taking in the course of lecture, learning for and taking slide assessments, writing reaction papers, method, how you can critique secondary scholarship, and what to do with an paintings heritage measure.

Provenance: How a Con Man and a Forger Rewrote the History of Modern Art

The real tale of 1 of the 20th century's so much audacious artwork frauds jam-packed with outstanding characters and advised at breakneck velocity, Provenance reads like a well-plotted mystery. yet this can be most probably now not fiction. it's the marvelous narrative of 1 of the main far-reaching and complicated cons within the historical past of artwork forgery.

The Bernini Bust

After British artwork historian Jonathan Argyll sells a minor masterpiece to an American museum for an exorbitant cost, the museum's proprietor is murdered, a disreputable artwork broker disappears with a Bernini bust, and Argyll discovers his existence is at risk.

Additional resources for El esclavo de Velázquez

Show sample text content

Más de veinticinco años llevo a su lado, veintisiete si no me fallan las cuentas, los cuarenta que debo de contar menos los trece que debía de tener cuando se hizo o lo hicieron dueño de mi vida. Ya desde mozo me ha llamado Juan, pocas veces morisco, que me causa desazón, y jamás esclavo. Siempre ha ordenado para mí, en los ya varios sitios en que hemos vivido, una buena cama y ropa limpia, y en muchas ocasiones he comido lo que él ha comido. Hasta en alguna ocasión se ha adelantado a doña Juana en el cuidado de mi aspecto, cómprale algo, que lo que lleva ya va estando raído, unas calzas nuevas sobre todo. Sería porque estábamos en l. a. corte, pensaba yo, y le gusta cuidar esos detalles. Pero es mi amo. Siempre lo he tratado con respeto y obediencia. Ni una sola vez causeé escapar cuando estaba en lo mejor de mis fuerzas, como es tan común. Sé más de él de lo que él imagina, y él sabrá de mí más de lo que yo imagino. Pese a su ordinary callado y un poco severo, no han faltado momentos de risa y hasta de burla, aunque siempre en los angeles intimidad del taller, solos los dos. Ha requerido y ha pagado al médico cada vez que he enfermado, aunque no he enfermado con frecuencia, lo peor fueron aquellas largas fiebres poco después de que casara a su hija. Y siempre me ha pagado, puntualmente, l. a. modesta soldada que en su día se live performanceó y de l. a. que procuro guardar una parte, ni yo mismo sé para qué. Pero soy su esclavo. No mucho después de que se hiciera o lo hicieran dueño de mi vida, me sacó de l. a. casa pese a las protestas de doña Juana y me metió en el taller. En el taller he hecho de todo menos recibir lecciones como el Andresito, que para eso es aprendiz. Pero sin lo que yo hago ni él ni Andresito podrían pintar. Al principio, cuando aún no dominaba las tareas que me ordenaba, todo hay que aprenderlo, esperaba nervioso una palabra suya, de aprobación si todo estaba bien o de ánimo o aun de reproche si lo había defraudado. Tardé mucho en aprender su forma de aprobar o censurar, una forma de mirar y hasta una palmada en el brazo antes que una palabra cuando está satisfecho, que son las más de las veces. Pero soy su esclavo. �Quiénes son don Diego y doña Juana? No son mi familia, pero he vivido con ellos, bajo su techo, muchos más años de los que viví con mis padres. He visto crecer a su hija Francisca, los angeles he cuidado y querido cuando period esclavo de casa y ella period tan niña, y me he alegrado con ellos por su salud y casamiento. He hablado mucho con doña Juana, tan distinta de don Diego. Tiene buena memoria, y seguramente se acuerda mejor que yo de las muchas cosas que hace tantos años le conté de mis padres y mi tierra y don Jerónimo y Micaela y su palacio. Pero son mis dueños. Nada que ver con los negros bozales que vi en el Arenal l. a. primera vez que estuve en Sevilla, con aquellos desgraciados que formaban un corro a los angeles espera de amo. Pero soy esclavo. fifty five TIMOTEO EL TALABARTERO 1641 l. a. Torre de l. a. Parada es un pabellón de caza situado cerca de Madrid, en el monte de El Pardo. Felipe IV los angeles ha mandado construir para descansar durante sus largas jornadas cinegéticas, bien sabida es los angeles afición de todos los miembros de su dinastía —y de l. a. que los angeles seguirá— a ese entretenimiento, con los angeles única excepción quizás de Felipe II, más dado a otros menesteres.

Rated 4.76 of 5 – based on 29 votes