LUNCHEXPERTEN.COM Library

British Literature

Download E-books El mar, el mar PDF

Ganadora del Premio Booker, El mar, el mar nos adentra en las reflexiones de un director de teatro que, al ultimate de su exitosa carrera, make a decision recluirse en un pueblo de l. a. costa británica para escribir sus memorias.

Tras muchos años de trabajo y muchas sábanas revueltas en el ejercicio de amores desganados, el gran Charles Arrowby, famoso dramaturgo, director y figura destacada de las tablas londinenses, come to a decision retirarse de las candilejas para ir a un apartado rincón de l. a. costa británica y escribir sus memorias.

Al tiempo que huye de una tormentosa vida sentimental, el hombre se empeña en revivir su primera pasión amorosa por una mujer que l. a. vida ha convertido en un ama de casa escuálida, mientras los angeles presencia insomne del mar le devuelve todas sus obsesiones, los espectros del pasado, los fantasmas de sus errores y los angeles angustia de un futuro cansado.

Merecedor en 1978 del Booker Prize, El mar, el mar constituye un punto álgido de l. a. madurez narrativa de su autora, cuya prosa hipnótica nos envuelve aquí en un incesante torrente de imágenes, historias, personajes y reflexiones que resuenan en los angeles mente del lector como el rumor del oleaje al anochecer.

La crítica ha dicho...
«Peregrinos de los angeles lectura, perdidos en el árido desierto de las malas novelas: venid a Iris Murdoch.»
Andrés Ibáñez, ABC Cultural

«Uno de los más altos logros de l. a. literatura contemporánea.»
The manhattan evaluation of Books

Show description

Read or Download El mar, el mar PDF

Best British Literature books

Acastos: Two Platonic Dialogues

Fresh, tight ebook. those glossy Platonic dialogues painting a fanatical younger Plato and a sensible previous Socrates discussing the issues of the 20 th century. 131pp.

Jackson's Dilemma

In a mental drama, a mysterious and charismatic English butler derails the wedding of his grasp, a tender aristocrat, and his fiance+a7e, sending them either off on unusual and darkish paths. Reprint. NYT.

The Moonstone (Penguin Classics)

"When you seemed down into the stone, you regarded right into a yellow deep that drew your eyes into it in order that they observed not anything else. "The Moonstone, a yellow diamond looted from an Indian temple and believed to carry undesirable success to its proprietor, is bequeathed to Rachel Verinder on her eighteenth birthday. That very evening the worthy stone is stolen back and while Sergeant Cuff is introduced in to enquire the crime, he quickly realizes that nobody in Rachel’s family is above suspicion.

Wuthering Heights (Penguin Classics)

Emily Brontë's in basic terms novel, a piece of super and far-reaching impression, the Penguin Classics variation of Wuthering Heights is the definitive variation of the textual content, edited with an creation by way of Pauline Nestor. Lockwood, the recent tenant of Thrushcross Grange, positioned at the bleak Yorkshire moors, is compelled to hunt shield one evening at Wuthering Heights, the house of his landlord.

Additional resources for El mar, el mar

Show sample text content

Nell es los angeles nueva estrella de l. a. comedia musical, una muchacha de veintidós años con los angeles que yo había estado flirteando durante todo el almuerzo. (No tendría inconveniente en tenerla en mi harén. ) Pobre Lizzie. Me pregunto por qué de pronto le he escrito esta carta entre burlona y seria. �Tal vez el temor a l. a. soledad y los angeles muerte que me ha venido del mar? Ya que ha surgido el tema de Lizzie Scherer, bien puedo hablar un poco más de ella. Empecé a amar a Lizzie al darme cuenta de lo mucho que me amaba. Como sucede en ocasiones, su amor me impresionó primero, y me atrajo después. Por entonces dirigía una temporada de Shakespeare. Ella se enamoró de mí durante Romeo y Julieta, me reveló su amor durante Noche de Reyes, llegamos a conocernos el uno al otro durante Sueño de una noche de verano. Entonces (pero más adelante) empecé a amarla durante los angeles tempestad, y (más adelante aún) los angeles dejé durante Medida por medida (cuando Aloysius Bull representaba al duque). Recuerdo muy claramente aquella ocasión en que por primera vez me di cuenta de que Lizzie me amaba. Ella representaba a Vila. (Fue durante el breve �período brillante» de Lizzie, su annus mirabilis. ) En aquella producción Wilfred Dunning, que habitualmente encarnaba a Sir Toby Belch, insistió de pronto en hacer el papel de Malvolio. Se lo letí y fue una maravilla, pero estropeó l. a. producción. Lizzie y yo estábamos solos en el vestíbulo de una iglesia, con bastantes corrientes de aire, pero por alguna razón period lo único que entonces habíamos podido conseguir para ensayar. period una tarde de invierno y recuerdo que el lugar tenía luz de fuel. Lizzie (en el acto segundo, escena cuarta) llegó hasta �ella jamás habló de su amor». Entonces se detuvo, pareció que se ahogaba y no dijo más. Al principio creí que esa period su propia inspiration, sumamente eficaz, de cómo recitar el texto, y esperé a que siguiera. Ella se me quedó mirando. Después los ojos se le llenaron de lágrimas, unas lágrimas enormes y brillantes. Cuando me di cuenta de lo que ocurría empecé a reírme, reí más y más, y poco después Lizzie me imitó, riendo y llorando sin poder evitarlo. Y por esa risa también l. a. amé. period una buena chica, y lo sigue siendo. Siempre que pienso en Lizzie los angeles veo en pantalones de montar. Empezó a ganar cierta fama como personaje masculino valuable en las pantomimas de pequeñas ciudades de provincia. Por entonces period muy delgada, tenía aspecto de chico, con el cabello muy corto, y solía pasearse con botas. Su gran ambición, jamás realizada, period hacer el papel de Peter Pan. Fue (brevemente) muy apropiada para representar a una de las muchachas travestidas de Shakespeare. (Más adelante, Sidney los angeles dirigió en el papel de Rosalinda. ) Hice de ella una Viola lovely, pero su mayor éxito en aquella temporada histórica fue Puck. (En Romeo y Julieta tenía un papel mudo. No recuerdo quién hacía de Julieta, pero sí que no servía de mucho. ) Me conmovieron su amor y su excelente obediencia, pero por entonces yo estaba enredado con Rosina y veía a Lizzie como un duende esbelto, encantador y bastante infantil.

Rated 4.68 of 5 – based on 44 votes